Pues aquí están señoras y señores, el ansiado pliego de sellos sobre la Abadía del Crimen. 

Aunque no soy muy fan del juego, reconozco su importancia en la historia de los videojuegos de este país. Como no, era una compa obligada.

Anuncios